The Lean Startup: gestión de la incertidumbre en proyectos IT

  • Dec 09, 16
  • Liberto Giménez

Iniciar un proyecto en el sector IT comporta enfrentarnos a una serie de incertidumbres que solo dilucidaremos a través del aprendizaje que nos proporciona la experiencia. Para asegurar el éxito de nuestro proyecto tenemos que conseguir que dichos aprendizajes sean rápidos y baratos. Esos son los preceptos del método Lean Startup.

Cómo funciona

Una idea de negocio, en realidad es una hipótesis, un modelo imaginario e imaginado con el que esperamos ofrecer suficiente valor a nuestro público potencial para que participe en él. Pero no siempre nuestros clientes perciben la propuesta de valor como imaginábamos.

En el sector IT, esas hipótesis se acaban traduciendo en aplicaciones. Así pues, una hipótesis que no se ajuste a las necesidades y preferencias de nuestros clientes acabará generando una aplicación inútil que tendremos que rediseñar y reprogramar.

¿Qué es lo que propone el método Lean Startup? Equivocarnos rápido y equivocarnos barato. ¿Cómo? Desarrollando un MVP (Minimum Viable Product), una aplicación básica con las funcionalidades fundamentales y lanzarla al mercado objetivo rápidamente, de forma que a través de la monitorización de la respuesta de los clientes podamos validar o refutar las hipótesis iniciales. A partir de aquí potenciaremos lo exitoso, replantearemos lo que no funciona. Realizando este proceso de forma iterativa (construir-medir-apender) haremos crecer nuestro modelo -y nuestra aplicación- en la dirección correcta, optimizando los recursos invertidos en ella.

Esa es la esencia del método Lean Startup, aunque evidentemente explicada de forma muy "lean". Recomiendo profundizar un poco más a través de las referencias inferiores.

Referencias